Recientemente te hablábamos de los efectos de la sibutramina en la salud, un fármaco anorexígeno que hasta hace algunos años se utilizaba médicamente como tratamiento para la obesidad, por sus diferentes beneficios a la hora de adelgazar y perder peso.

No obstante, después de que la Agencia Europea de Medicamentos recomendada la suspensión del consumo de la sibutramina luego de que un estudio determinada la existencia de un aumento de problemas cardiovasculares, muchas personas que seguían un tratamiento para perder peso se vieron en la duda de qué opción médica tomar para seguir aprovechándose de esos beneficios médicos para la pérdida de peso.

Hoy nos encontramos con Xenical, un tratamiento para la pérdida de peso de la marca de los prestigiosos laboratorios Roche, el cual ha sido sometido a diferentes estudios clínicos y ha demostrado una eficacia en un 70% en la pérdida de peso.

La eficacia de Xenical como tratamiento para adelgazar

Los diferentes estudios médicos llevados a cabo para constatar si Xenical es un tratamiento para la obesidad efectivo en la pérdida de peso, constataron y reflejaron una eficacia de un 70% en los pacientes que lo probaron durante las 12 primeras semanas.

De hecho, se constató que un 70% de los pacientes que habían seguido el tratamiento por un periodo de sólo 12 semanas consiguieron una pérdida de peso del 5%, mientras que los que lo siguieron 10 meses consiguieron una pérdida del 10%.

Características de Xenical para adelgazar

Xenical es un tratamiento médico único dentro de las diferentes pastillas para adelgazar que actualmente podemos encontrar en el mercado, ya que actúa directamente en el aparato  digestivo.

Entre otros aspectos, Xenical actúa acelerando el metabolismo del paciente y suprimiendo el apetito, de forma que impide que su organismo absorba hasta un tercio de las grasas que consume. ¿Cómo? Bloqueando que las lipasas unan a los componentes grasos del sistema digestivo y se descompongan en partículas más pequeñas.