Receta light de turrón de manises o maní bajo en calorías, ideal para personas que siguen una dieta baja en grasas y desean disfrutar de lo mejor del turrón de Navidad.

El turrón se convierte en uno de los postres navideños más clásicos y tradicionales de estas fiestas tan populares. Antaño consistía en una masa dulce obtenida por la cocción de miel, a la cual se incorporaban almendras peladas y tostadas.

receta de turron de manises bajo en calorías

Sin embargo, lo cierto es que en la actualidad podemos encontrarnos en el mercado con una grandísima diversidad de turrones de todos los sabores y para todos los gustos (desde los turrones más clásicos, como el de Jijona o Alicante, al turrón de chocolate con arroz, pasando por turrones de crema catalana o de yogur con arándanos).

Por su elevado contenido calórico, el turrón se puede convertir en un enemigo de nuestra dieta. Pero aunque es un postre dulce, también es posible consumirlo aunque sigamos una dieta baja en grasas.

¿Cómo? Una buenísima opción es elaborarlo nosotros mismos, reemplazando determinados ingredientes por otros más bajos en calorías.

¿Cómo hacer turrón de manises bajo en calorías?

Ingredientes

  • 350 gr. de manises sin sal
  • 250 gr. de sucralosa en polvo
  • 200 gr. de sirope de agave
  • 2 claras de huevo
  • 2 obleas

Preparación

En una olla para cocer añade la sucralosa junto con el sirope de agave y cocina a fuego lento hasta que hierva (debe tomar una consistencia pastosa). Reserva.

Bate las claras a punto de nieve y añade a la pasta anterior. Ahora sirve en otro cazo y colócala al baño María, removiendo constantemente con ayuda de una cuchara de madera.

Agrega los manises, y continúa cocinando y removiendo hasta que la mezcla se despegue del fondo de la olla.

Coloca las obleas en el molde y vuelca la preparación. Deja enfriar y desmolda.

¿Cómo hemos hecho este turrón de maní bajo en calorías?

Como ves, hemos reemplazado la tradicional miel por el sirope de agave, que aunque tiende a contener casi el mismo aporte calórico que la primera, su índice glucémico es muchísimo menor (de manera que sus hidratos de carbono no pasarán tan rápidamente al torrente sanguíneo, acumulándose menos en forma de grasa).

Imagen | Vegan Feast Catering

Hacer un comentario