Relacion entre la obesidad y la hernia inguinalUna hernia es la salida (o protusión) de un órgano interno del cuerpo a través de un desgarro o de un punto considerado como débil de la pared abdominal, la cual tiene una importante función: mantener los órganos abdominales en su debido lugar.

Pero, en ocasiones, cuando está más laxa en alguna zona determinada o cuando le falta musculatura, los órganos internos salen al exterior a través de ese punto.

En este sentido, y dependiendo del punto o zona del cuerpo en la que se produce, la hernia puede recibir un nombre determinado, aunque generalmente la más común es la denominada como hernia inguinal.

De hecho, suele ser la hernia más común en hombres que en mujeres, principalmente por la propia composición y forma de su aparato de excreción urinaria.

No obstante, ¿es posible que haya una relación entre la obesidad y la hernia inguinal?.

Obesidad y hernia inguinal

Según confirman muchos especialistas médicos, parece existir una relación especial entre la obesidad y la hernia inguinal, debido a que la grasa que se concentra en la barriga puede provocar que la musculatura de la pared abdominal tienda a debilitarse.

Por ello, y debido a que las personas tanto con sobrepeso como con obesidad pueden tener un mayor riesgo de padecer hernia inguinal, lo más adecuado es mantener siempre un peso corporal adecuado.

También es recomendable realizar ejercicio físico cada día, no retener la orina ni las deposiciones, y no cargar pesos ni hacer sobreesfuerzos.

Hacer un comentario