Los lípidos o grasas

Los lipidos (o grasas) vienen a ser nutrientes ciertamente indispensables para el equilibrio alimentario, puesto que son fundamentales para el organismo, al ayudar e intervenir en múltiples funciones orgánicas.

lipidos-grasas

No en vano, los lípidos son necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso, de la piel y del aparato cardiovascular, a la vez que intervienen a nivel hormonal.

Eso sí, tampoco debemos olvidarnos que son los responsables de transportar las vitaminas A, D, E y K.

Tipos de lípidos

Las materias grasas se dividen en tres categorías, dependiendo de los ácidos grasos que las componen:

  • Ácidos grasos saturados
    Fundamentalmente los encontramos en la mantequilla, los lácteos, la nata y el queso.
  • Ácidos grasos monoinsaturados
    Principalmente los encontramos en los aceites, la margarina y la manteca de cerdo. Dicho sea de paso, constituyen una importante fuente de aporte energético.
  • Ácidos grasos poliinsaturados
    Juegan un papel muy importante por su aporte de ácidos grasos esenciales, los cuales no pueden ser fabricados por el organismo y deben ser adquiridos a través de la alimentación.´
    Eso sí, los encontramos en ciertos aceites y margarinas vegetales, tales como el aceite de soja, de nuez, de sésamo, de cártamo, de girasol o de pepitas de uvas.

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario