¿Engordan los hidratos de carbono?

¿Engordan los hidratos de carbono? Es una pregunta muy realizada por aquellas personas que desean adelgazar al seguir una dieta de adelgazamiento y de pérdida de peso.

Sin embargo no debemos olvidarnos de algo fundamental lejos de la preocupación de si engordan o no: son unos nutrientes esenciales que no deben faltar en nuestra dieta diaria. Como podemos imaginar, la clave está en un consumo no exagerado, comiendo siempre alimentos ricos en hidratos de carbono complejos, que además de más saludables aportan sensación de saciedad.

hidratos-de-carbono-engordanEn los últimos años se han puesto muy de moda las denominadas como dietas hiperproteicas, como es el caso –por ejemplo- de la dieta Dukan. Como su propia nombre indica, son dietas ricas en alimentos con alto contenido en proteínas, y baja o nula cantidad de hidratos de carbono.

Aunque se indique y se defienda lo contrario, lo realmente cierto es que se tratan de dietas peligrosas, que pueden poner en riesgo la salud de las personas que las sigan sin el asesoramiento nutricional de un especialista, puesto que se producen deficiencias en nutrientes esenciales e indispensables para nuestro organismo.

En este sentido, los hidratos de carbono siempre han sido considerados como un enemigo para adelgazar, ante la creencia o el mito de que originalmente engordan.

¿Comer hidratos de carbono engorda?

Antes de responder a esta duda, es imprescindible tener en cuenta que los hidratos de carbono son un nutriente esencial indispensable para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, dado que son transformados en energía.

Se estima que cada gramo de hidrato de carbono aporta en torno a las 4 calorías. En cierto sentido, aunque pueda pensarse lo contrario, no es nada, puesto que si los consumimos en su justa medida no engordan.

También es cierto que depende del tipo de hidrato de carbono que consumamos. Si por ejemplo mantenemos una dieta equilibrada basada en alimentos ricos en hidratos de carbono complejos (esto es, de absorción lenta), no solo no engordaremos, sino que además podríamos incluso adelgazar. Pero si consumimos alimentos ricos en hidratos de carbono simples y poco saludables, como dulces o productos muy refinados, obviamente sí aumentaremos de peso.

No debemos olvidarnos tampoco de una cuestión fundamental cuando se desea adelgazar: aportan sensación de saciedad, lo que limita y reduce la ingesta de alimentos al tener menos apetito.

Fuente:

Imagen | thienzieyung

Hacer un comentario