frutos-secos-en-dietas Existe un mito, o más una leyenda urbana, que indica que los frutos secos engordan mucho, basándose en la realidad de que, como sabemos, son unos alimentos con un elevado aporte calórico.

Por ejemplo, la media de 100 g. de frutos secos es un aporte que oscila entre las 500 y las 600 calorías (calorías de los frutos secos), convirtiéndose, además, en un alimento graso no recomendado, en exceso, a personas que se encuentren siguiendo una dieta de adelgazamiento.

No obstante, no debemos olvidarnos de muchos de los beneficios de los frutos secos, los cuales ayudan a mantener una buena salud cardiovascular, ayudando a rebajar los niveles de colesterol alto y de triglicéridos altos, y a proteger del infarto cerebral y de miocardio.

Por todo ello, quizá sea útil preguntarse, ¿de verdad los frutos secos engordan?.

¿Los frutos secos engordan?

A pesar de que los frutos secos son ideales para cualquier tipo de persona, ya que ayudan a cuidar y a proteger la salud cardiovascular, existen dudas sobre si es recomendable que sean consumidos cuando nos encontramos siguiendo una dieta de reducción de peso.

Aunque, como indicamos en las primeras líneas de este artículo, es cierto que los frutos secos son unos alimentos muy calóricos, se sabe que la mayoría de las grasas que aportan son grasas saludables (dado que son ricos en grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas), lo que se traduce en que ayudan a cuidar el sistema cardiovascular y, más concretamente, a cuidar nuestro corazón.

Lo adecuado, es que si te encuentras siguiendo una dieta de adelgazamiento pero igualmente deseas disfrutar de todos los beneficios de los frutos secos, tomes cada día un puñadito, pero evitando siempre los excesos.

En Natursan | Beneficios de los pistachos / Beneficios de las almendras

1 comentario a este artículo

Hacer un comentario