No hay duda que, entre los tratamientos contra la obesidad más efectivos que existen, además del denominado como Balón Intragástrico, es la liposucción, un tratamiento que cuenta ya con bastantes años de existencia.

Especialmente, porque se trata de un tratamiento que ayuda a las personas que lo desee, y lo necesiten, a perder peso y grasa en partes localizadas del cuerpo.

Pero, ¿en qué consiste la liposucción? ¿Los resultados son verdaderamente positivos para el paciente?

liposuccion

Liposucción: tratamiento para librarte de la grasa

Tal y como te expusimos de forma muy breve en las líneas anteriores, y ahondando un poco más, la liposucción consiste en una intervención quirúrgica que tiende a aspirar la grasa acumulada en una parte localizada del cuerpo.

Principalmente, se lleva a cabo a través de unas cánulas finas conectadas a una máquina de vacío, que absorbe y acumula la grasa a lo largo de la intervención.

Para introducirlas, sólo se necesita una mínima incisión en la parte que se va a tratar, motivo por el que cabe la posibilidad que puedan existir cicatrices pero absolutamente imperceptibles para el paciente y para las demás personas.

La citada intervención se realiza mediante sedación y anestesia local. De esta manera, el paciente nunca siente nada.

Eso sí, si bien es cierto que los resultados pueden ser algo visibles para el paciente desde los primeros momentos, éstos lo serán mucho más según vayan pasando los meses.

Esto se debe a que la pérdida de volumen y la remodelación de la figura en sí se van produciendo de forma progresiva y continua.

Hacer un comentario