¿Cuál es la cerveza permitida en dietas?

¿Se puede tomar cerveza cuando se sigue una dieta para perder peso? Te resolvemos a esta duda descubriendo cuál es la mejor cerveza para dietas, cuyo consumo si está permitido en dietas.

La cerveza es una bebida generalmente alcohólica, no destilada, que se fabrica con granos de cebada, otros cereales y plantas (como lúpulo y malta) y cuyo almidón es fermentado en agua con levadura.

La mejor cerveza para dietas

Dependiendo del tipo de cerveza su graduación alcohólica (esto es, su contenido en alcohol) puede alcanzar hasta los 30% de volumen, aunque las más habituales llegan a los 9% vol.

Recientemente nos hacíamos una pregunta interesante: ¿la cerveza engorda? Y es que aunque se trata de una bebida saludable, su contenido en alcohol tiende a causar un aumento de peso, dado que por su rápida digestión termina finalmente por almacenarse en forma de grasa.

Desde un punto de vista nutricional, al ser elaborada con cereales, la cerveza puede ser considerada como una bebida saludable (consumida con moderación), especialmente rica en vitaminas del grupo B y minerales.

Pero su contenido en alcohol puede convertir a esta bebida en un enemigo en muchas dietas de control de peso, o para adelgazar y perder peso.

¿Cuál es la mejor cerveza para dietas?

Dependiendo precisamente en el contenido en alcohol de la cerveza, su contenido calórico será evidentemente mayor o menor.

Pongamos un ejemplo: una cerveza rubia tiende a tener 5º de alcohol, aportando 90 kilocalorías por vaso; mientras que la cerveza negra alcanza los 8º de alcohol y aporta 122 kilocalorías.

Por tanto, a pesar de sus beneficios depurativos y diuréticos, la cerveza con alcohol no es recomendable en dietas de adelgazamiento. Incluso la mal llamada cerveza sin alcohol contiene alcohol, aunque en una mínima cantidad (apenas entre un 0,4º y un 0,9º).

Por todo ello, si deseamos disfrutar de todo el sabor de la cerveza, pero con 0 contenido en alcohol, no hay duda que la mejor opción es la cerveza 0,0, que no posee alcohol y sólo aporta en torno a las 19 kilocalorías por vaso.

La mejor opción es la cerveza 0,0

Es un tipo de cerveza elaborada con malta, cebada y lúpulo, pero sin embargo no contiene nada de alcohol.

Esto se traduce en que su contenido calórico evidentemente es menor, y sin embargo aporta todo el sabor de la cerveza (eliminando, eso sí, el matiz a alcohol que sí poseen las cervezas con alcohol).

Dependiendo de la marca el sabor de la cerveza variará, aunque siempre es posible probar varias opciones entre las marcas que comercializan 0,0 para escoger nuestra preferida. ¿Nuestra elección? La cerveza 0,0 de San Miguel.

Si quieres saber más puedes leer nuestra nota dedicada al consumo de cerveza en dietas de adelgazamiento.

Imagen | Tim Pearce, Los Gatos

Hacer un comentario