Nuestro organismo está sometido a una serie de ciclos que se repiten cada 24 horas, de tal manera que se marca por ejemplo la hora en que tenemos que despertarnos, en que debemos comer, en qué momento del día nos dormimos, o incluso el momento del día en que nos entra hambre…

cronodieta

La ciencia que precisamente se encarga de estudiar estos diferentes ritmos biológicos es la denominada como cronobiología, dentro de la cual ha surgido una rama dedicada a evaluar el efecto fisiológico que tienen los alimentos dependiendo de la hora en que éstos son ingeridos: la crononutrición.

Pues bien, una de las últimas teorías que luchan por acabar con la obesidad y el sobrepeso, es la llamada como cronodieta, que propone adaptar nuestra alimentación y nuestra dieta a las necesidades cambiantes de nuestro organismo, dependiendo de las diversas horas y momentos del día. ¿Quiéres saber en qué consiste?

Cronodieta: adelgazar al ritmo de las horas

La cronodieta viene a ser una dieta que sigue las diferentes teorías de la crononutrición, la cual defiende que un mismo alimento puede ayudarnos a mantener la línea o incluso adelgazar por la mañana, mientras que podríamos aumentar de peso por la noche.

Esto significa que, en función del momento del día en que nos encontremos, nuestro organismo utiliza un determinado tipo de nutrientes, de tal manera que le conviene tomar un tipo de alimento u otro dependiendo exclusivamente del momento de la jornada en que se encuentre.

Concretamente, las diferentes necesidades nutricionales de nuestro organismo, en cada momento del día, vienen principalmente marcadas por la secreción de hormonas, y de determinadas enzimas que se liberan siguiendo un ritmo horario.

Por este motivo, el día puede dividirse en un periodo diurno (que va de 5 a 17 horas), y un periodo nocturno (que va de 17 a 5 horas).

Más información | Cronodieta, la dieta para adelgazar con las horas

2 comentarios a este artículo

Hacer un comentario