fructosa-adelgazar Es frecuente que, cuando una persona comienza una dieta de adelgazamiento, se pregunte acerca de qué azúcar tomar a la hora de endulzar los alimentos que vaya a consumir.

Tal y como opinan muchos expertos en nutrición y dietética, no hay duda que uno de los mayores enemigos de las dietas de adelgazamiento es el azúcar blanco, sobretodo aquel que ha sido refinado.

Ello se debe principalmente a que, para endulzar un determinado alimento o producto, se debe utilizar una mayor cantidad, y su aporte calórico es muchísimo más alto que otros tipos de azúcares distintos.

Pero, ¿es útil la fructosa para adelgazar? ¿Cómo actúa la fructosa en dietas de adelgazamiento?.

Fructosa para adelgazar y perder peso

La fructosa viene a ser un azúcar relativamente frecuente en la naturaleza, que de hecho solemos encontrar en la miel y en frutas dulces.

No en vano, actualmente la industria alimentaria y dietética ha encontrado en ella a un buen aliado, ya que además de utilizarse para la elaboración de muchos productos, sirve como un auténtico endulzante natural.

La ventaja que tiene la fructosa en dietas de adelgazamiento, se traduce en el hecho de que aporta un menor valor de calorías que, por ejemplo, el azúcar blanco.

Además, cuenta con otra ventaja añadida, y es que es mejor tolerada por aquellas personas que padecen diabetes, que el azúcar común.

Por poner solo un ejemplo, dos cucharaditas de fructosa aportan sólo 20 calorías, cuando el azúcar común aportaría un total de 40. Eso sí, se debe no abusar de su consumo, ya que una toma moderada de fructosa puede provocar obesidad.

Hacer un comentario