Las dietas altas en proteínas favorecen el efecto rebote

Debemos tener cuidado con las dietas ricas en proteínas, porque favorecen el efecto rebote y ocasionan una recuperación rápida del peso perdido. En este artículo te explicamos por qué.

El denominado como efecto rebote se convierte en uno de los problemas que más tienden a preocupar a la mayoría de las personas que siguen una dieta de adelgazamiento. Aunque es cierto que, si la dieta ha sido elaborada y prescrita por un nutricionista y dietista cualificado atendiendo a circunstancias como los gustos de la persona y establecer un plan alimenticio adecuado, es posible evitar este efecto rebote.

dietas ricas en proteinas

Como su propio nombre vendría a indicar, consiste en la recuperación de los kilos que se han perdido tras la finalización de la dieta de adelgazamiento.

Por tanto, debemos prestar especial atención a qué elementos repercuten negativamente en esa recuperación del peso perdido: seguir una dieta milagrosa, unido a volver a los hábitos poco saludables que llevaron a ese aumento de peso, se convierten en dos de las cuestiones fundamentales.

Sin embargo lo que muy pocas personas saben realmente es que las denominadas como dietas ricas en proteínas, tan de moda en los últimos años, son unas candidatas claras para favorecer el efecto rebote.

¿Por qué las dietas ricas en proteínas propician un efecto rebote?

Como sabes, las dietas proteinadas se basan exclusivamente en el consumo de alimentos ricos en proteínas, lo que favorecen una pérdida de peso, pero no de manera permanente.

Es cierto que uno de sus éxitos populares (que no médicos) lo encontramos en que este tipo de dietas causan una pérdida importante de peso al comienzo, de manera incluso casi inmediata, pero esta pérdida de peso es debida a la deshidratación que causa en el organismo.

Por tanto, nos encontramos ante dietas que además de no ser saludables, y poner en riesgo nuestra salud, favorecen una recuperación rápida de peso y la aparición del temido efecto rebote.

Por ello podríamos considerar incluso –como ya lo hacen muchos nutricionistas- que este tipo de dietas son sumamente peligrosas para la salud, puesto que a corto y largo plazo ocasionan serias consecuencias para la salud.

Imagen | Rachel Tayse

Hacer un comentario