dieta-dukan-dieta-atkinsSi te apasiona el mundo de las dietas, o si incluso en estos precisos momentos te encuentras siguiendo una dieta de adelgazamiento (o te lo planteas), seguramente que en algún momento habrás escuchado algo sobre dos de las dietas más conocidas en estos precisos momentos: la dieta Dukan y la dieta Atkins.

En este sentido, no hay duda que una de las más conocidas o valoradas por infinidad de personas es la denominada como dieta Dukan (o método Dukan), especialmente porque se estima que más de 2 millones de personas han adelgazado con ella en todo el mundo.

Esta dieta, creada por el doctor Pierre Dukan, no se basa en la prohibición de alimentos, sino que se centra principalmente en aquellos que sí puede ingerir la persona, pero sin restricciones. Para ello, la dieta cuenta con una lista de 100 productos que facilitan la realización de los menús.

No obstante, esta dieta no debe ser confundida con la dieta Atkins, aunque ambas coincidan en rechazar el recuento de calorías, a la vez que se inclinan por un régimen basado en fases o categorías.

Te explicamos las diferencias de la dieta Dukan y la dieta Atkins.

Diferencias entre la dieta Dukan y la dieta Atkins

A pesar que la dieta Atkins y la dieta Dukan tengan dos características fundamentales en común (el rechazo en el recuento de calorías y el seguimiento de un régimen basado en categorías), lo cierto es que no se parecen en nada más.

Ello se debe a que, en la dieta Dukan, no se recomienda el consumo de grasa animal, ya que tiende a ser complicado perder grasa corporal cuando estamos ingiriendo la de otros alimentos o animales. En este sentido, la dieta Atkins sí admite este consumo, lo que además pone en peligro nuestra salud cardiovascular.

La dieta Dukan tiende a ser mejor en lo que a la estabilización del peso perdido se refiere, cosa que no ocurre con la Atkins ni con cualquier otro tipo de dieta.

Imagen / lusi (Stock.Xchng)

Hacer un comentario