¿La dieta del bocadillo ayuda a adelgazar?

La dieta del bocadillo es un tipo de dieta en la que solo se consumen bocadillos. Sin embargo, ¿es cierto que ayuda a adelgazar y a perder peso de verdad?

Dieta del bocadilloTeniendo en cuenta que la obesidad y el sobrepeso se encuentra entre una de las principales preocupaciones por parte de muchos especialistas médicos, debido a la gran cantidad de casos que han aumentado en las últimas décadas y de que de hecho se diagnostican cada año, que en cierto sentido es normal que conozcamos la existencia de dietas o consejos para adelgazar que realmente puedan poner en riesgo la salud.

En el caso de esos consejos de dudosa efectividad nos encontramos por ejemplo con aquel que dice que no cenar es bueno para adelgazar. Obviamente se trata de una creencia errónea, puesto que además si nos saltamos esa comida nuestro metabolismo tiende a ralentizarse, con lo que tenderá a quemar menos grasa.

Pero en el caso de las dietas, podemos encontrarnos con las más variadas. Entre ellas la denominada como dieta del bocadillo, consistente en el consumo único y exclusivo de bocadillos a lo largo del día.

¿Qué es la dieta del bocadillo?

Como su propio nombre indica, se trata de una dieta en la que exclusivamente se comen bocadillos.

Y seguramente pensarás, “¿cómo voy a seguir una dieta en la que solo coma bocadillos si el pan engorda”?. No debemos olvidarnos de una cuestión fundamental: el pan no engorda; lo que sí engorda es su contenido (por ejemplo, si lo rellenamos con embutidos o carnes grasas).

El pan prácticamente no contiene grasas (apenas alrededor de un 1%), aunque si optas por pan integral, además de ser más ligero, será más rico en fibra.

¿La dieta del bocadillo ayuda a adelgazar?

Básicamente la cuestión no es esa. Lo importante es tener en cuenta si se trata de una dieta saludable que, además de ayudar a adelgazar, no ponga en riesgo nuestra salud.

Lo cierto es que si solo tendemos a comer bocadillos a lo largo del día, la realidad es que no aportaremos a nuestro organismo los diferentes nutrientes que necesita para funcionar de forma óptima, que sí aportaríamos con una dieta equilibrada.

Por tanto, la clave no está en seguir una dieta exclusivamente basada en bocadillos, sino en seguir una dieta equilibrada y baja en grasas, en la que sí podemos añadir algún que otro bocadillo.

En este caso, dado que el objetivo principal es adelgazar y reducir el peso, podemos optar por bocadillos vegetales que no aporten apenas calorías y sí sean saludables. Por ejemplo: bocadillos con pechuga de pollo, pavo y pechuga, tomate y aceite de oliva, pavo y espárragos o ensalada variada.

Imagen | jules:stonesoup

Hacer un comentario