Dieta de la zona para perder peso

La dieta de la zona es una dieta de adelgazamiento que ayuda a perder 500 gramos cada semana, por lo que la pérdida de peso es gradual y no se producen déficits nutricionales.

De hecho, tal y como veremos a lo largo del presente post, destaca por ser una dieta de adelgazamiento que, efectivamente, ayuda a adelgazar de manera saludable sin que se produzcan déficits, dado que su base es mantener un equilibrio entre el consumo de hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Dieta de la zonaTal y como te indicábamos con la denominada como dieta del bocadillo, existen en la actualidad una grandísima variedad de dietas que aseguran una pérdida de peso rápida y efectiva, aún a pesar que la mayoría de estas dietas son regímenes que si destacan por una cosa es por ser peligrosas para la salud.

Son dietas en las que muchas de las personas que las siguen se encuentran preocupadas por su peso y por su figura, de forma que no se paran a pesar por un momento si se encuentran o no ante una dieta cuyo seguimiento diario podría poner en riesgo su salud.

En este sentido no hay duda que siempre lo más recomendable, más que seguir dietas de adelgazamiento que podamos encontrar por Internet, es acudir a la consulta de un nutricionista, el cual –junto con el dietista- nos asesorará y nos planificará una dieta atendiendo a parámetros importantes, como es el peso que tenemos actualmente y el que debemos perder, qué trastornos o enfermedades podamos padecer, y tanto nuestra estatura como nuestra complexión física.

También es posible el seguimiento de una dieta equilibrada y saludable. Aunque en ocasiones es posible encontrarnos con dietas de adelgazamiento que, aunque su nombre pueda indicar que quizá nos encontremos ante una dieta peligrosa la verdad es que se trata de una dieta adecuada no solo para perder peso, sino para prevenir problemas tanto hormonales como de diabetes. Es la denominada como dieta de la zona.

¿Quién inventó la dieta de la zona?

Su inventor fue el bioquímico Barry Sears, quien la desarrollo hace aproximadamente unos 15 años, preocupado por la gran cantidad de casos de personas que estaban siendo diagnosticadas con diabetes (como vemos, se trató de un problema que aún sigue vigente).

¿Cuál es el objetivo de la dieta de la zona?

Aunque su objetivo principal era prevenir problemas tanto hormonales como de diabetes, lo cierto es que se trata de una dieta que no solo ayuda a mantener constantes los niveles de glucosa en sangre, sino que también ayuda a adelgazar de manera gradual.

Esta última cuestión es sumamente importante, puesto que uno de los riesgos de muchas dietas milagrosas (o mejor dicho, peligrosas) es una pérdida de peso rápida, lo que pone en riesgo la salud de la persona.

¿Cómo es la dieta de la zona?

La dieta de la zona se basa en el consumo de 5 comidas manteniendo un equilibrio entre hidratos de carbono, proteínas y grasas, de forma que no se corre el riesgo de que se produzca algún déficit nutricional con su seguimiento.

Al eliminar grasas, provoca una pérdida de peso lenta (alrededor de 500 gramos a la semana), de forma que no se pierde peso rápidamente sino de forma gradual, y los kilos que se pierden no se recuperan rápidamente, siempre y cuando se continúe con un estilo de vida y una dieta saludable.

Obviamente, se eliminan algunos alimentos menos sanos, como es el caso de los azúcares refinados, alimentos fritos y precocinados, carnes rojas, lácteos enteros, mantequilla y el tocino, entre otros.

También se prohíbe el consumo de dos alimentos beneficiosos para la salud, como es la miel y las patatas.

Eso sí, tanto los cereales, como las pastas o los arroces deben ser integrales. Y sí se permite el consumo de pan, aunque integral.

Imagen | MissMoniquita

Hacer un comentario