cuidar-linea-navidadComo te comentamos en una anterior ocasión en la que, precisamente, te hablábamos sobre algunos trucos para no subir de peso en Navidad, no hay duda que esta festividad se ha convertido desde hace muchísimos años en una de las más populares y esperadas del año.

Se trata, de hecho, en una fiesta popular en la que es común que abunden comidas y típicas cenas navideñas, ya sea tanto con la propia familia como con compañeros de trabajo o amigos.

Por ello, suele ser habitual que tendamos a subir un poco de peso, especialmente si disfrutamos de los más deliciosos postres típicos navideños, como turrones, mazapanes o peladillas, entre otros.

Y, luego, en enero, vienen las preocupaciones y los malos sentimientos por no haber sabido cuidar la línea en Navidad. Si no deseas que te ocurra esto, te proponemos algunos trucos y consejos básicos.

Cuidar la línea en Navidad

No hay duda que una de las mejores maneras de cuidar la línea en Navidad es, precisamente, evitar siempre comer en exceso, lo cual nos podría producir una serie de síntomas añadidos tremendamente molestos y negativos (hinchazón abdominal, gases, digestión pesada…).

Para ello, lo mejor es siempre saber qué comer en cada momento y saber hacerlo en pequeñas cantidades. En caso de que puedas no ser capaz de conseguirlo, una buena idea es comerte un yogur desnatado antes de cada comida, lo que te ayudará a reducir la sensación de hambre.

También debes tener en cuenta que la práctica de ejercicio físico, además de ser ideal para cuidar la línea, es fundamental para mantener una buena salud y alejarnos del sedentarismo, el cual puede ocasionar la aparición de sobrepeso, obesidad y diabetes, entre otros.

No olvides cuidar tu alimentación, no olvidando especialmente el consumo diario de, al menos, cinco raciones de fruta y verdura fresca.

Y, recuerda: disfruta la Navidad y todos los platos típicos que esta festividad te brinda, pero siempre con moderación y con salud.

Hacer un comentario