kilos-aumento-navidadLa llegada de las Navidades supone el comienzo de unas semanas casi mágicas, únicas, en las cuales es habitual reunirnos con la familia, con los amigos y con los compañeros de trabajo para disfrutar de momentos inolvidables culinariamente hablando.

Es común, por ejemplo, tener la posibilidad de disfrutar de deliciosas recetas típicamente navideñas, y poder maravillarnos con suculentos y maravillosos postres típicos de Navidad.

Sin embargo, con la llegada de enero también llega la realidad, y es el momento de hacer cuentas con nuestra báscula, sobretodo por una cuestión fundamental que ya pocos dietistas ponen en duda: durante la Navidad es común que una persona suba algunos kilos.

Esto es debido sobretodo a los denominados como excesos navideños, en los que la persona come y come sin ser plenamente consciente hasta que, luego, termina por ponerse encima de una báscula y pesarse.

Aunque existen determinados consejos para no aumentar de peso en Navidades realmente sencillos de seguir, por desgracia es más habitual que la persona se olvide de su dieta de adelgazamiento o bien de seguir una dieta equilibrada y saludable, consuma más dulces que de costumbre (sobretodo los más típicos de estas fiestas: como turrones, polvorones o mazapanes), no practica ningún tipo de ejercicio físico y, además, coma en exceso.

¿Cuántos kilos se aumentan en Navidades?

Muchos nutricionistas y dietistas coinciden en señalar que, durante estas fiestas navideñas, lo habitual es que una persona que ha seguido una dieta equilibrada pero ha tenido varias cenas o grandes comilonas, ha comido dulces típicos navideños pero no ha practicado ejercicio físico, aumente de 1 a 2 kilos durante estas semanas.

Sin embargo, la alarma salta cuando nos encontramos ante determinadas personas que no han sabido controlarse, no han seguido una dieta equilibrada y han tendido a tomar grandes comilonas. En estos casos, el aumento de peso oscila entre los 2 y los 4 kilos.

Por todo ello, es imprescindible no volvernos locos, comer de todo y disfrutar también de los postres clásicos que nos ofrecen estas fiestas (por supuesto), pero comer con cabeza y sin pasarse. Es aconsejable seguir una dieta equilibrada rica en frutas y verduras frescas, y sobretodo practicar ejercicio físico cada día.

Estos consejos sencillos nos permitirán no subir de peso en Navidades. O, al menos, subir únicamente unos gramos de nada.

Imagen | lejoe

Hacer un comentario