Consejos para no aumentar de peso en Nochevieja y trucos para no engordar en Año Nuevo (31 de diciembre), una noche en la que es común beber más alcohol y hacer grandes comilonas.

La Navidad y sus diferentes días festivos principales (sobretodo Nochebuena y Nochevieja) es sinónimo de gozo, alegría, fiesta. Se comparte con amigos y con la familia, y es un momento para disfrutar de momentos únicos, tanto social como culinariamente hablando. Por ello también es sinónimo de kilos de más.

No engordar en año nuevo

Muchos nutricionistas coinciden en señalar que, durante las Navidades, es común que se aumente de 2 a 3 kilos. ¿La culpa? Los excesos navideños, unido al consumo de postres típicos, grandes comilonas y bebidas con alcohol.

En este sentido, si bien es cierto que la Nochebuena se caracteriza por ser una noche algo más tranquila, Año Nuevo es sinónimo de jolgorio, de alegría, siendo más habituales los excesos tanto en comida como en bebida. Si no deseas subir de peso, hoy queremos ofrecerte algunos trucos para no engordar en Año Nuevo.

Consejos para no engordar en Año Nuevo

  • Consume alcohol con moderación: durante esta noche es más habitual que se beba mucho alcohol, no solo en la cena, sino también en el típico brindis de celebración tras las 12 campanadas. Si no existe ninguna contraindicación para el consumo de alcohol (por ejemplo no tienes problemas hepáticos y tu médico no te lo ha prohibido), puedes tomar una copa de vino en la cena y un poquito de sidra en el brindis (ambas bebidas no aportan tantas calorías como por ejemplo un licor, y ambas son muchísimo más sanas).
  • Si bebes alcohol, opta por vino o sidra: su contenido en alcohol no es tan alto, por tanto no tienden a aportar tantas calorías, y además desde un punto de vista nutricional y de salud son muchísimo más sanas. El vino, por ejemplo, es rico en antioxidantes y ejerce beneficios cardiosaludables. Mientras que la sidra es elaborada a partir de manzanas, siendo una bebida antioxidante (contiene prácticamente la misma cantidad de antioxidantes que una copa de vino).
  • Evita las grandes comilonas: al ser una noche tan especial puedes comer de todo, pero con moderación y con inteligencia. Una noche es una noche, pero no pierdas en un día el peso –y esfuerzo- que has podido perder en toda la semana.
  • ¿Dulces de Navidad? Con moderación: la Navidad destaca también por sus grandes exquisiteces. Si te apasionan los turrones, mazapanes y polvorones, puedes comerlos pero en pequeñas porciones y sólo durante el postre (evita picar entre horas con este tipo de dulces, ya que son muy calóricos).

Imagen | ckelly

Hacer un comentario