Consejos para adelgazar con hígado graso, para reducir el peso y conseguir con ello eliminar la grasa que se ha acumulado en el hígado.

Adelgazar con higado grasoEl hígado graso es una enfermedad generalmente benigna del hígado conocida médicamente con el nombre de esteatosis hepática, la cual se caracteriza por la acumulación tanto de ácidos grasos como de triglicéridos en las células hepáticas.

Aunque puede provocar un aumento de las transaminasas en las analíticas sanguíneas y síntomas tales como dolor en la parte superior derecha del abdomen, sensación de pesadez, malestar en general y fatiga crónica, en una gran cantidad de casos sólo se diagnostica tras realizarse una ecografía abdominal.

En relación a sus causas, aunque antaño se relacionaba únicamente con un consumo de alcohol exagerado (o incluso en pequeñas cantidades y no de forma regular), lo cierto es que en la actualidad el aumento de personas con esta patología se relaciona con los altos niveles de obesidad, que aumentan cada año de forma alarmante y peligrosa.

Respecto al tratamiento médico, es cierto que no existe un tratamiento definitivo, pero una de las recomendaciones básicas es la reducción de peso corporal, unido al seguimiento de una alimentación sana baja en grasas, practicar ejercicio físico y tomar suplementos nutricionales que ayuden en la depuración natural del hígado, como por ejemplo es el caso del cardo mariano, la alcachofera y el diente de león.

A la hora de adelgazar y perder peso, es fundamental que la reducción de peso no se produzca de forma rápida, sino que ésta sea regular y mantenida en el tiempo; es decir, que cada semana se pierdan entre 500 a 800 gramos, pero nunca más de esta proporción porque una pérdida rápida está asociada con un mayor daño al hígado.

¿Lo más aconsejable? Optar por una dieta prescrita por nuestro dietista, el cual valorará cuánto peso es recomendable perder y la elaborará en función de qué alimentos y cantidades son las más adecuadas.

No podemos olvidarnos tampoco de la práctica de ejercicio físico regular cada día, lo que además ayuda de manera realmente positiva a la hora de quemar las grasas sobrantes.

Imagen | Identity Photogr@phy

Hacer un comentario