Vivimos en un momento en el que cada vez son más las personas que tienden a preocuparse por su propia salud, y por querer disfrutar de una vida mucho más sana tanto interna como físicamente.

Por suerte, cada vez son más los estudios que se realizan en torno a la obesidad, una auténtica enfermedad del siglo XXI que puede llegar a convertirse en un serio problema de salud para aquellas personas que la padecen, sobretodo si no siguen las dietas indicadas por el especialista, el tratamiento médico, y no luchan y se esfuerzan por reducir ese excesivo peso de más.

Si bien es cierto que actualmente se conocen una gran variedad de dietas de adelgazamiento, las cuales deben ser indicadas por el especialista atendiendo al estado de salud y la complexión física del propio paciente en sí a partir de una serie de parámetros determinados, también nos podemos encontrar con una buena variedad de tratamientos médicos y quirúrgicos que pueden ser de gran ayuda.

banda-gastrica-obesidad

Este es el caso de la denominada como banda gástrica, sobre la cual te hablaremos en las líneas siguientes.

Banda gástrica para adelgazar y perder peso

La denominada como banda gástrica es una técnica quirúrgica ideal para una pérdida de peso efectiva, rápida y reversible.

Mediante cirugía laparoscópica, una banda de silicona se coloca en el estómago para hacerlo mucho más pequeño. De esta forma, se reduce la cantidad de alimentos que consume la persona, al tener un menor apetito, y consiguiéndose una sacidad mayor y más rápida.

El tratamiento básicamente consiste en colocar un cinturón alrededor de la parte superior del estómago, lo que crea una bolsa y una salida fija hacia el estómago inferior.

Con ello se consigue retardar el vaciado de los alimentos desde el reservorio creado, con lo que se produce una sensación de saciedad prematura, y por ende la persona tiende a consumir una menor cantidad de alimentos.

En lo que tiene que ver con los propios resultados en sí, la persona tiende a perder en torno a un 40% del peso que debía perder en los dos años siguientes.

Hacer un comentario