Cómo perder peso sin pasar hambre

Adelgazar sin pasar hambre a veces es difícil. Por ese motivo, conocer algunos trucos y consejos te ayudarán a perder peso sin sentir hambre o un apetito voraz.

Suele ser habitual que cuando una persona sigue una dieta de adelgazamiento, o se plantea comenzar una dieta de reducción de peso, le preocupe si va a pasar hambre mientras ésta dure.

adelgazar sin pasar hambre

Es cierto que una de las claves para perder peso de manera saludable y mantener este peso en el tiempo no solo es la constancia, sino también la paciencia. Constancia porque el peso debe perderse poco a poco (no debemos olvidarnos que no es aconsejable perder peso rápidamente). Y paciencia porque ese peso se pierde a lo largo de las semanas y no en sólo unos días.

Por ello, saber cómo adelgazar sin pasar hambre se convierte en algo simplemente fundamental, más aún cuando el cambio de hábitos nutricionales y la cantidad de comida que debe comer la persona puede influir en su apetito.

¿Cómo adelgazar sin pasar hambre?

Teniendo en cuenta que la clave para que una dieta de adelgazamiento funcione es precisamente no solo cambiar los hábitos alimenticios de la persona, sino reducir/cambiar la cantidad de alimentos que se consumen, es probable que al comienzo se tienda a pasar hambre.

De ahí que controlar el apetito es algo fundamental, más aún cuando influye decisivamente en que pasemos o no hambre durante la dieta de adelgazamiento.

Tanto si sigues una dieta como si piensas seguirla, a continuación te proponemos algunos consejos para adelgazar sin pasar hambre:

  • Come despacio: si comes deprisa tu organismo no tendrá tiempo para percibir que ya se encuentra lleno. Por tanto, comer despacio es la mejor forma para comer lo que tu cuerpo necesita, evitando excesos y atracones.
  • Come cinco veces al día: tu cuerpo estará ocupado continuamente a quemar grasas, por lo que tenderás a sentir menos hambre. Eso sí, tanto en el almuerzo como en la merienda, lo mejor es comer una pieza de fruta o un pequeño bocadillo vegetal.
  • Elimina la bollería industrial y los fritos: no solo son alimentos poco saludables, sino que no contienen apenas nutrientes sanos para tu cuerpo. Además, son productos que no sacian.
  • Opta por alimentos saciantes: destacan las plantas saciantes o aquellos alimentos que te ayudarán a saciar tu apetito y a que sientas menos hambre entre las comidas.

Imagen | avlxyz

Hacer un comentario