Cómo reducir las caderas

Trucos útiles para adelgazar las caderas anchas y reducir las caderas de forma fácil y saludable. Conoce tips, pautas y consejos para perder grasa en las caderas y no recuperarla.

adelgazar caderasCuando se acerca el buen tiempo, y sobretodo el verano, tiende a ser más habitual que muchas personas se preocupen no solo por su propio peso, sino por la apariencia de su figura.

En este sentido, suele ser común que muchas de ellas no se sientan a gusto con determinadas partes del cuerpo, como por ejemplo la barriga (conoce cómo bajar la barriga), la cintura o las caderas.

Es cierto que las caderas pueden resultar muy femeninas, pero cuando llega el buen tiempo muchísimas mujeres tienden a sentirse muy acomplejadas, precisamente cuando se dan cuenta de que tienen esta zona del cuerpo demasiado ancha.

Debemos tener presente las principales causas que ocasionan un aumento de las caderas, como por ejemplo no practicar ejercicio físico y llevar una vida sedentaria. Aunque también influye la herencia de la propia persona, seguir una dieta desequilibrada y los partos.

A la hora de adelgazar las caderas resulta fundamental e imprescindible reducir el nivel de grasa del cuerpo, dado que es la única forma adecuada para reducir las caderas de manera efectiva.

Practicar ejercicio físico

El ejercicio físico es fundamental para adelgazar las caderas y reducir el nivel de grasa.

Un buen ejercicio físico es combinar los ejercicios cardiovasculares (como caminar, correr, ir en bicicleta o hacer aeróbicos), con los ejercicios más localizados (como ejercicios aeróbicos útiles como para tonificar las caderas y fortalecer los músculos de las piernas).

Recuerda que es fundamental practicar ejercicio tres o cuatro veces a la semana, en sesiones de como mínimo 30 minutos (lo ideal es de 30 a 60 minutos).

Consejos dietéticos

Es evidente que se debe seguir una dieta muchísimo más sana y saludable. Para ello, es aconsejable aumentar el consumo de frutas, verduras y hortalizas frescas de temporada, y eliminar de la dieta productos como la bollería, pastelería o el pan.

También es aconsejable eliminar los platos demasiado fritos, o los alimentos rebozados/empanados.

Bebe agua cada día

El agua no solo es imprescindible para hidratar nuestro organismo, también ayuda a que a nuestro cuerpo le sea más sencillo eliminar toxinas, desechos y reducir grasas.

Por tanto, lo más adecuado es beber de 1,5 a 2 litros de líquidos cada día. ¿Lo ideal? No solo beber agua, también infusiones y tés depurativos.

Imagen | cobblucas

Hacer un comentario