adelgazar-vacaciones Cuando llegan las vacaciones, ya sea en Semana Santa, verano o Navidades, suele ser habitual que muchas personas que se encuentren siguiendo dietas de adelgazamiento las tiendan a ver como unos auténticos enemigos.

Y es que las vacaciones, ya sea fuera o dentro de casa, invitan a no mantener la disciplina que manteníamos diariamente al relacionar esta disciplina con la típica monotonía o costumbres de cuando estábamos trabajando, por lo que se mantiene no sólo un relax en horarios, sino también en los alimentos que consumimos.

Pero estar en vacaciones no tiene por qué significar que vamos a aumentar de peso, principalmente por una cuestión básica: es conveniente –y fundamental- seguir manteniendo la diea que veníamos manteniendo hasta ahora, siendo posible adelgazar en vacaciones, sobretodo si optamos por las pautas o consejos que te indicamos en este artículo.

Adelgazar en vacaciones

  • Si vas a comer fuera de casa, ya sea porque te toca o porque estás de vacaciones fuera, recuerda comer en pequeñas cantidades. No olvides que no es recomendable comernos todo lo que nos pongan en el plato, especialmente si ya estamos acostumbrados a comer poco.
  • Si acudes a comer a un buffet, recuerda que esto no significa que debamos comer de todo. Por lo general, también tienen ensaladas y pescados sumamente sanos y naturales.
  • Evita que todas las comidas sean ricas en condimentos y grasas.
  • Si no puedes evitar caer en la tentación de algunos fritos, escoge mejor la verduras, pollo o pescado para la cena.
  • Siempre trata de elegir pan integral, rico en fibra y con un menor contenido calórico.

Hacer un comentario