Perder peso comiendo

Cómo adelgazar comiendo: trucos, pautas y consejos útiles para perder peso mientras comes y sigues una dieta equilibrada enfocada a reducir esos kilos de más.

adelgazar comiendoMuchas personas creen a día de hoy de forma errónea que si dejan de comer, o se saltan algunas comidas, conseguirán perder peso y reducir esos kilos de más de manera efectiva. Evidentemente la clave no está en dejar de comer, sino qué comemos, cuándo lo hacemos y en qué cantidades.

Y es que no es lo mismo comer alimentos saludables pero bajos en calorías y realizar las cinco comidas que nuestro organismo necesita que comer grandes cantidades de comida y realizar sólo tres comidas cada día.

Cada vez es mayor el número de especialistas en salud que aconsejan realizar 5 comidas al día, dado que de esta forma repartiremos las calorías que consumimos cada día y además evitaremos llegan con demasiada hambre a la siguiente comida.

Por tanto, sí es posible adelgazar comiendo. Pero para ello es fundamental tener en cuenta algunas pautas o consejos concretos que pueden ser de gran utilidad en estos casos.

Hacer 5 comidas al día

Recientemente se ha publicado un estudio científico que ha demostrado lo que muchos nutricionistas defendían desde hacía ya bastantes años: para perder peso es mejor repartir las calorías diarias en un total de 5 comidas.

Esto significa que debemos repartir las comidas en: el desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena. Obviamente, tanto el desayuno como la comida serán comidas más o menos fuertes, mientras que el almuerzo y la merienda serán comidas livianas para reducir nuestro apetito (una pieza de fruta y/o un yogur desnatado son las mejores opciones). La cena debe ser lo más ligera posible.

Es la mejor forma para reducir nuestro apetito, evitar comer en exceso porque llegamos a la siguiente comida con un hambre voraz, y sobretodo ayudamos a que nuestro organismo se encuentre todo el día “ocupado” quemando grasas.

Seguir una dieta equilibrada

Seguir una alimentación saludable basada en una dieta equilibrada es la mejor forma de adelgazar, porque consumimos frutas, verduras y hortalizas frescas ricas en nutrientes esenciales, que además de reducir nuestro apetito son muy bajas en grasas y calorías.

Por ejemplo podemos seguir los siguientes consejos básicos:

  • Desayuno: es una buenísima idea comenzar la mañana con un vaso de café con leche desnatada, una pieza de fruta y un pequeño bocadillo con pavo que tomar leche desnatada con galletas (aunque de vez en cuando nos lo podemos permitir).
  • Almuerzo: a media mañana podemos comer una pieza de fruta y un yogur desnatado.
  • Comida: podemos optar por verduras cocidas, deliciosas ensaladas, pescados o carnes magras hervidas o a la plancha… para terminar con una pieza de fruta de postre.
  • Merienda: un pequeño bocadillo con pavo y queso desnatado, o bien una pieza de fruta.
  • Cena: debe ser una comida ligera, por lo que las verduras cocidas y ensaladas son las mejores opciones.

Imagen | bochalla

Hacer un comentario